Una creación

Orgullosamente formamos parte de:

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Twitter - Black Circle

Por Rolombian Travel - Enero 11 de 2015

Manejar moto es una invitación a la libertad y más cuando se recorren las hermosas altiplanicies boyacenses. Era una mañana fría, nublada y la lluvia se veía venir, pero nada de eso importó porque estábamos como en casa, en un pedazo de Colombia que alberga innumerables encantos por descubrir, para el que no valen las excusas que impidan el poder deleitarse con esta sabrosura de región.

 

Cada parte del territorio que compone Boyacá es un tesoro que maravilla a cualquiera que lo visita. Manejar por sus carreteras, sentir el frío en las manos, el verde de sus montañas y la berraquera de su gente, inspira y alimenta aún más el espíritu de viajero, el espíritu de motero, esa sensación de independencia que aún fluye por estas tierras que fueron testigos de aquellos que tuvieron la valentía de luchar contra la opresión española.


Después de tantos kilómetros conducidos y del gran privilegio que nos da recorrer la tierra que vio nacer a nuestros padres, llegamos a Duitama (Boyacá), una pequeña ciudad que se encuentra a cinco horas de Bogotá, y que cuenta con un gran patrimonio histórico y cultural, sumado a los paisajes perfectos para los amantes de la fotografía.

Lo más enriquecedor de Duitama fue rodar por sus calles e interactuar con su gente, comprobando que los buenos somos más; entre charlas, ruanas e historias de vida, acompañados de una buena agua de panela con queso, algunos lugareños al escuchar nuestros viajes en moto y de los proyectos que tenemos nos recomendaron más lugares turísticos por conocer, que hacen de Boyacá un lugar digno de recorrer; y entre ellos un lugar de ensueño que alberga los pueblos más representativos de Boyacá, y sin dudarlo nos dirigimos al Pueblito Boyacense.


Lo único que podemos decir de este atractivo turístico es que es una verdadera obra de arte, por sus colores, sus pequeñas plazas, y sus minuciosos detalles, haciendo de este pequeño barrio un deleite para nuestro contador de historias; allí puedes disfrutar de la representación de los municipios que mejor muestran la cultura boyacense y su historia, los cuales son: Villa de Leyva, Tibasosa, Tenza, El Cocuy, Sáchica, Monguí, y Ráquira; que buscan exaltar la arquitectura colonial con la que cuenta esta región de Colombia.

Luego de habernos maravillado con este espectáculo a nuestros ojos, nos dispusimos a regresar a Bogotá no sin antes visitar el Pantano de Vargas, que conmemora una de las batallas más importantes de la historia de Colombia, además lugar preferido de las excursiones de colegio o díganos ¿a quién no lo han llevado?; y Paipa, municipio famoso por sus termales y sus productos típicos como la almojábana y el pan de yuca.

 

Gracias a la moto pudimos conocer uno de los lugares más bellos de Colombia y nos motivamos cada vez más a seguir adelante con nuestros proyectos y si Dios nos brinda la oportunidad volveremos a estas bellas parcelas. Villa de Leyva y El Cocuy, ¡la odisea nos espera!

 

Datos de interés

Cuéntanos tu opinión acerca de esta historia

Logo 2019.png