Una creación

Orgullosamente formamos parte de:

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Twitter - Black Circle

Por Rolombian Travel - Febrero 10 de 2018

Colombia está dentro de los 5 países con ecosistema de páramo, que se ubican en altitudes entre los 2.900 msnm hasta los 5.000 msnm aproximadamente, gran parte del territorio nacional está cubierta por la magia y vida de estos lugares únicos en el mundo, pero desgraciadamente en todo lugar bello hay un monstruo que quiere aprovecharse de estas tierras y no les importa destruir todo a su paso a costa de su interés individual.

Ese monstruo está conformado por la minería, la tala, la ganadería, las curtiembres y los políticos corruptos que buscan vender al mejor postor las riquezas naturales de nuestra país.

Frailejones en Páramo de Guacheneque, Villapinzón

Ubicación

Ruta

Los frailejones cumplen una labor vital para la permanencia del Páramo de Guacheneque, y gracias a Vidal González esto ha sido posible.

Hoy no les contaremos otra historia de una nueva rodada, hoy se lleva nuestra atención un héroe sin capa, sin superpoderes, no puede volar o lanzar un Kamehameha a sus enemigos, es una persona como cualquiera de nosotros, que por más de 27 años se ha encargado de luchar y vencer al mal que quiere cubrir con tinieblas un lugar vital para nuestra capital, ese héroe se hace llamar Vidal González: el guardián del Páramo de Guacheneque.

Vidal González, guardabosques del Páramo de Guacheneque
Él es Vidal González, único guardabosques del Páramo de Guacheneque durante más de 27 años.

Un día, ya hace mucho tiempo, en inmediaciones de Villapinzón en Cundinamarca (Colombia), nació un niño de tez blanca, ojos verdes y cabello claro. Lo llamaron Vidal, que significa vida, un nombre con un significado verdaderamente especial y muy apropiado para ese lindo bebé, sin llegarse a imaginar que en unos años ese niño elegiría combatir un enemigo que poco a poco se expandía por las bellas tierras cundinamarquesas y amenazaba con destruir el verde de las montañas, donde creció.

Día tras día su padre le enseñó todo lo que sabía sobre cada planta, animal, montaña, de sus antepasados, la importancia del páramo de Guacheneque para la vida, así como tan maravilloso paisaje es el albergue del agua que baña campos y ríos, esa misma agua que cada día refrescaba esas duras jornadas de aprendizaje, y Vidal como un frailejón, absorbió todo ese conocimiento porque sabía que más temprano que tarde llegaría la hora de utilizarlo.  

Laguna El Valle en el Páramo de Guacheneque, nacimiento del río Bogotá

Datos de Interés

230 kilómetros recorridos (ida y regreso) ruta entre Bogotá-Villapinzón-Páramo de Guacheneque-Bogotá, a una velocidad promedio de 80 kms/h

Salida de Bogotá por la Autopista Norte vía Bogotá-Tunja, desvío hacia Villapinzón y allí tomar la vía hacia Úmbita-Páramo de Guacheneque.

​La Autopista Norte se encuentra en estado regular; la vía Bogotá-Tunja está en excelentes condiciones, de Villapinzón al Páramo de Guacheneque la carretera en su mayoría es destapada.

Duración del trayecto de ida: 

-Bogotá-Villapinzón 2:30 horas

-Villapinzón-Páramo de Guacheneque 30 minutos

Duración del trayecto de regreso: 

-Páramo de Guacheneque-Bogotá 3 horas

El viaje tuvo una duración de 1 día

El recorrido por el Páramo de Guacheneque inicia en la Laguna El Valle, lugar donde oficialmente nace el río Bogotá, es naturalmente bello e impresionante y más aún por la inmejorable compañía de Vidal González.
Laguna El Valle en el Páramo de Guacheneque, nacimiento del río Bogotá
Es increíble el ver ante tus ojos como surge la vida de este cuerpo de agua de manera tan pura y natural pero que lamentablemente finaliza tan contaminado por la acción del ser humano.

Costo gasolina para moto 30.000 COP (10 USD) trayecto ida y regreso Bogotá-Villapinzón-Páramo de Guacheneque-Bogotá.

Si vas en carro tienes que pagar el costo de 3 peajes:

- Peaje Andes (ida) 8.400 COP (3 USD)

- Peaje El Roble (ida-regreso) 7.800 COP (3 USD)

Hasta que llegó su momento, durante años combatió contra la actividad ganadera que destruía frailejones de cientos de años, contra incendios provocados por el hombre que arrasaban con hectáreas de naturaleza nativa, educó a coterráneos para que no arrancaran musgos o mataran animales por diversión. Fueron tiempos difíciles para el páramo por culpa de la ignorancia del ser humano, pero en cada ardua batalla salió victorioso, y hoy después de años de sacrificio el Páramo de Guacheneque se recupera de las secuelas de aquellos días oscuros.

Laguna El Mapa en el Páramo de Guacheneque, nacimiento del río Bogotá

Si vas en bus intermunicipal puedes llegar en Transmilenio hasta el Portal del Norte, el valor por trayecto y por persona es:

- Bogotá-Villapinzón 9.900 COP (3 USD)

Una vez hayas llegado a Villapinzón hay personas que te llevan hasta la entrada de la Laguna El Valle por un valor aproximado de 5.500 COP (2 USD).

También puedes llegar caminando pero es muy retirado, puedes tardar unas 3 horas caminando desde Villapinzón.

Otra parada en nuestra visita al Páramo de Guacheneque fue la Laguna El Mapa, tiene un parecido increíble con el mapa de Colombia si lo miras detenidamente, a este lugar no se puede acceder, simplemente se observa desde un mirador de fácil acceso al lado de la carretera.
Laguna El Mapa en el Páramo de Guacheneque, nacimiento del río Bogotá

Como el Páramo de Guacheneque es propiedad de la CAR, para ir debes solicitar la autorización de ingreso a la reserva natural en la oficina ubicada en Villapinzón.

 

O debes comunicarte con anticipación con el único guardabosques de la reserva, su nombre es Vidal González y su número es 3133286323. Si llegas al lugar sin haber "reservado" tu visita, perderás el tiempo pues las entradas a los lugares permanecen cerradas por la falta de apoyo al guardabosques. 

 

O también mediante un tour organizado.

Para Vidal González no ha sido tarea fácil lograr la regeneración del Páramo de Guacheneque, pero poco a poco lo ha venido logrando, y en compañía de la comunidad han sembrado vegetación nativa.

Ese héroe por fin recibió el apoyo y reconocimiento que se merecía, en 1992 la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca y la Alcaldía de Villapinzón lo nombraron el Guardián del Páramo de Guacheneque, y el cada día porta con orgullo esta distinción. ¡Pero no se preocupen! A pesar de “su edad” no ha bajado la guardia, tiene un estado físico envidiable y una energía sin igual, sigue en la lucha por recuperar cada hectárea de páramo, en compañía de la comunidad ya ha sembrado más de 76.000 árboles nativos, y por sus acciones poco a poco animales han retornado a su hogar.

Vidal González es el único guardabosques del Páramo de Guacheneque y su número es 3133286323, el valor de la guianza nos costó 35.000 COP (12 USD) por los dos.

Salto de la Nutria en Páramo de Guacheneque, nacimiento del río Bogotá
Y nuestra visita al Páramo de Guacheneque termina en el Salto de la Nutria, una hermosa formación natural de 4 metros de profundidad, una cascada de aguas cristalinas y 100% potable.

El horario de entrada a la reserva del Páramo de Guacheneque es de 9 am a 4 pm.

Debes llevar comida y agua, porque no hay tiendas por el camino hacia la reserva y el camino por partes se torna exigente.

Salto de la Nutria en Páramo de Guacheneque, nacimiento del río Bogotá
En el Salto de la Nutria puedes disfrutar de un energizante chapuzón en las frías aguas del río Bogotá.

En las 8.900 hectáreas de reserva natural, con su ruana, gorra, y botas, le deja un mensaje al mundo: “Cuando yo me muera, espero que la gente me recuerde y diga, Vidal murió feliz, murió en el bosque”.

El Río Bogotá o Río Funza como le conocen los muiscas, nace en el Páramo de Guacheneque a 3.250 msnm en el municipio de Villapinzón (Cundinamarca).

El Páramo de Guacheneque comprende 8.900 hectáreas de reserva natural.

Vidal González, guardabosques del Páramo de Guacheneque
Vidal González, el héroe del Páramo de Guacheneque

Vidal González definitivamente es un héroe, su sencillez, carisma y amor por el páramo transforma a todo aquel que comparte cada una de sus historias, él nos dijo que desde niño aprendió a conocer cada kilómetro del páramo y que nunca ha sentido miedo “muéstreme de que color es el miedo, tío Camilo y tía Natalia, a ver” decía entre risas, además espera que la nueva generación valore al agua y evite en un futuro una guerra por culpa del precioso líquido.

Es un héroe que no sale en televisión, en cómics o videojuegos, puede que nunca hagan una telenovela sobre él, porque los medios de desinformación tienen otra visión de lo que se debe mostrar al país. Pero de algo estamos seguros: su legado seguirá vivo en nosotros, en usted quien está leyendo este escrito y en muchos más que han visitado el Páramo de Guacheneque.

Camino hacia el Páramo de Guacheneque, nacimiento del río Bogotá
Cada paso dado en compañía de Vidal González es escuchar a la voz de la experiencia con sus incontables anécdotas y aprendizaje a través del cuidado de la naturaleza. Es un gran honor conocer personas que enseñan a través de su vida y dejan marca por siempre en nuestras vidas.

El recorrido por el Páramo de Guacheneque comienza en la Laguna El Valle, continua en la Laguna El Mapa y finaliza en el Salto de la Nutria.

La Laguna El Valle se encuentra a 18 km de Villapinzón, allí es donde se encuentra el nacimiento de las aguas del río Bogotá.

La Laguna El Mapa debe su nombre al gran parecido que tiene con el croquis del mapa de Colombia.

El Salto de la Nutria debe su nombre a que hace mucho tiempo este fue el hogar de nutrias, pero la cacería y la mano del hombre las alejó del nacimiento del río Bogotá.

Allí se puede nadar, tiene una profundidad de 4 metros, eso sí, es muy fría el agua.

“En estos páramos es donde fluye la vida y donde fluye el agua y donde hay agua, pues hay vida” Vidal González.

Cuéntanos tu opinión acerca de esta historia
Logo 2019.png